Redacción Global, 28 de enero.- Serena Williams conquistó el vigésimo tercer Grand Slam de su carrera, el séptimo en el Abierto de Australia, y superó el récord de la alemana Steffi Graf para convertirse en la más ganadores de la historia del tenis femenino en la era abierta y regresar al primer lugar del ranking de la WTA.

La menor de las Williams ganó la final entre hermanas ante Venus por un doble 6-4, para recuperar así el puesto de número uno del mundo, y conquistar este título por séptima vez, y sin ceder un set.

Serena, además rompió la igualdad que mantenía con la alemana Steffi Graf y figura ahora con 23 Grand Slams, a un solo título de Margaret Court. Todo ello, en 88 minutos de en una final pobre en cuanto a juego, y que acabó con 46 errores no forzados, 25 de ellos para Venus.

La victoria en Australia coloca a Serena, segunda en la lista de campeonas de torneos grandes detrás de la australiana Margaret Court (24) y por delante de grandes campeonas como la alemana Steffi Graf (22); y las estadounidenses Helen Wills (19), Martina Navratilova y Chris Evert, ambas con 18.

La menor de las Williams, quien no cedió ni un solo set en todo el torneo, había vapuleado en semifinales a la croata Mirjana Lucic (79) por 6-2 y 6-1, y se impuso sobre su hermana con un rendimiento de menor a mayor, dentro de un contexto de mucha paridad, de hecho cometió 21 errores no forzados contra 25 de Venus sobre un total de 46 que hubo en el partido.

Serena Williams superó a Steffi Graf y vuelve a ser la N°1 del tenis femenino
Serena Williams conquistó su 23° Grand Slam, el séptimo Abierto de Australia, superó el récord de Steffi Graf y recuperó el 1er lugar de la WTA.
Global

Comments

comments