El sábado 28 de noviembre en el Club Rancho San Francisco se realizó la décima edición del Máster de Quito.
En esta ocasión el invitado especial fue el español Juan Carlos Ferrero, de 35 años, que enfrentó al ecuatoriano Nicolás Lapentti, de 39 años.
Ferrero, campeón de Roland Garros 2003 y ex número uno del mundo, aceptó la invitación de Luis Adrián Morejón a este evento que tiene en su haber importantes nombres: Andrés Gómez, Iván Lendl, José L. Clerc, Jim Courier, Gastón Gaudio, entre otros. Lapentti, ex número seis del mundo, considera importante la realización de este tipo de acontecimientos pues motivan, especialmente, a los chicos y chicas que quieren practicar tenis.
El marcador no suele ser lo más relevante en partidos de exhibición, sin embargo ambos tenistas se ocuparon de brindar tres sets bien jugados en la altura de la capital ecuatoriana.
El primer set fue para Ferrero, se definió en tie break, el segundo fue para Lapentti, que a la postre ganó el match por 6-7 (6), 6-4, 14-12 (match tie break).
Se escucharon frases de Ferrero como “mucha presión” o ¿hasta qué hora jugamos? y Nico respondía con una sonrisa. Ambos se movieron de un lado a otro de la cancha durante dos horas de juego, en medio de un clima absolutamente distendido y relajado.
“Contento, me faltaba un poco el aire cuando me movía de lado a lado”, “Me ayudé mucho con mi saque”, afirmó a periodistas el ganador del Máster Nicolás Lapentti, quien agradeció al público de Quito por haberlos acompañado.
Lapentti reveló que hasta diciembre será el entrenador del colombiano Alejandro González y, próximamente, mantendrá reuniones para reintegrarse a la Federación Ecuatoriana de Tenis. El guayaquileño había pedido, hace seis meses, una licencia de su cargo como presidente.
Después del duelo, Ferrero dijo: “Es complicado jugar en altura, pero me sentí mejor de lo que pensaba”. “No he tenido muchos errores, fue un partido divertido y lindo para la gente”; expresó el español que, actualmente, tiene tres academias de tenis: una en España, otra en China y una en Brasil.
Ambos tenistas sintieron el reconocimiento de la gente que llenó las gradas del club quiteño y disfrutó de un encuentro entre dos grandes campeones, que fueron rivales mientras estuvieron activos y conservan la amistad después de varios años de haber dejado el circuito profesional.

Fotos cortesía de Luis Adrián Morejón, organizador.

IMG-20151124-WA0007

Comments

comments