El retiro de Novak Djokovic para disputar el Mutua Madrid Open lógicamente cambió el cuadro y las piezas para el interés del torneo de la capital española.

Roger Federer tiene la estela de ser el cabeza de serie número uno y con muchas dudas tras su participación en Estambul, Andy Murray viene de ganar en Munich su primer título en tierra batida por lo que la confianza del escocés está en alza.

Pero las principales incógnitas se posan sobre el máximo exponente de todos los tiempos en este tipo de canchas, Rafael Nadal. Ganador de nueve veces en Roland Garros está en uno de sus bajos momentos en su carrera donde la confianza en su juego está pasando por una crisis, más aún tras una larga paralización el año pasado.

En Madrid no ha obtenido unos resultados avasallantes como en el Grand Slam francés y además las condiciones son diferentes por la altitud de la capital española.

Este año en arcilla Nadal ha logrado solo un título (Buenos Aires) y caídas en Río de Janeiro, Barcelona (ambas ante Fabio Fognini) y Montecarlo (vs Djokovic).

Nadal ya hizo un cambio, volvió a su vieja raqueta. ¿Será que el físico le permitirá ser el de siempre?

Comments

comments