París, 22 de mayo.- Roland Garros echó hoy a andar bajo el cielo nublado de un París que amaneció lluvioso y que apenas dio treguas para que el Grand Slam de tierra batida disputara completos 9 de los 32 partidos previstos para el día.

A la espera de la entrada en juego de los principales favoritos, en el cuadro masculino, la jornada dominical de arranque preveía el partido del japonés Kei Nishikori contra el italiano Simone Bolelli como principal atractivo, pero el quinto cabeza de serie, programado en el segundo turno, no tuvo tiempo de acabarlo.

Jugó algo más de hora y media en dos etapas diferentes y lo tenía bien encarrilado, 6-1, 7-5, 2-1, cuando la lluvia aconsejó a los organizadores poner punto y final a la jornada.

El público francés había tenido su dosis de emoción en la apertura de la Suzanne Lenglen, la segunda pista en importancia, con el estrambótico local Benoit Paire, que necesitó de hasta cinco mangas para acabar con el moldavo Radu Albot, 137 del mundo, procedente de la fase previa.

Al final, el 21 cabeza de serie, capaz de lo mejor y de lo peor, se acabó imponiendo 6-2, 4-6, 6-4, 1-6, 6-4.

También hubo circo en la pista en la que el australiano Nick Kyrgios, otro adepto del embrollo, se medía al italiano Marco Cecchinato.

En esta ocasión, la joven promesa del tenis australiano la tomó primero contra un recogepelotas, a quien gritó de forma visible que se apresurara a acercarle la toalla y, tras ser amonestado, contra el árbitro portugués Carlos Ramos.

Rifirrafes aparte, Kyrgios se deshizo del 124 del mundo en tres complicados sets, 7-6 (6), 7-6 (6) y 6-4, en un duelo que se alargó durante 2 horas y 22 minutos.

El número 19 del mundo afrontará por un puesto en la tercera fase al holandés Igor Sisljing, repescado de la fase previa, que venció al rumano Adrian Ungur por 6-1, 6-2 y 7-6 (5).

En el cuadro femenino, la española Garbiñe Muguruza, la favorita de mejor ránking programada, ni siquiera tuvo tiempo de salir a pista.

Hasta por la tarde no supo la oriunda de Caracas que tendrá que esperar a mañana para afrontar a la eslovaca Anna Karolina Schmiedlova.

Muguruza vio como dos de sus compatriotas sí tenían tiempo de jugar y, en ambos casos, de caer.

Sara Sorribes, procedente de la fase previa no pudo contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova. Con apenas un día de descanso tras haber logrado su billete para el cuadro final, Sorribes afrontó el duelo en un ambiente lluvioso en París y apenas tuvo opciones ante la cabeza de serie número 24, que le derrotó por 6-2, 6-0.

Más pelea dio Arrubarrena contra la taiwanesa Su-Wei Hsieh, antes de caer derrotada por 7-6(3) y 6-3 en 1 hora y 22 minutos.

La checa Petra Kvitova, décima favorita, necesitó tres sets para derrotar a la montenegrina Danka Kovinic por 6-2, 4-6, 7-5.

Roland Garros comenzará a rodar en serio mañana, si la lluvia lo permite, porque la previsión es que también puede caer.

El programa prevé el debut del defensor del título, el suizo Stan Wawrinka, que apenas habrá tenido un día de descanso desde la final que ganó ayer en Ginebra. Se medirá contra el checo Lukas Rosol en apertura de la jornada en la central.

También debutará el británico Andy Murray, segundo favorito y uno de los candidatos al triunfo tras haber ganado el torneo de Roma. Su rival será el correoso checo Radek Stepanek.

En el cuadro femenino, también debutará la número dos, la polaca Agnieszka Radwanska, contra la serbia Bojana Jovanovski.

Fuente: EFE

El Roland Garros opacado en su debut por la lluvia
Roland Garros inició bajo un París lluvioso y que apenas dio treguas para que el Grand Slam de tierra batida disputara 9 de los 32 partidos previstos.
Global

Comments

comments