Bélgica, (28 de noviembre).- Gran Bretaña acaricia su décimo título de la Copa Davis, tras la victoria de los hermanos Jamie y Andy Murray ante David Goffin y Steve Darcis por 6-4, 4-6, 6-3 y 6-2, en dos horas y 49 minutos, este sábado, en la final contra Bélgica que se disputa en Gante, y que se decanta a favor de los británicos por 2-1.

La gran moral de Goffin, que el viernes fue capaz de ganar al debutante Kyle Edmund en cinco sets, remontando los dos primeros, fue quizás la baza que jugó el capitán belga para decidir que sustituyera a Kimmer Coppejans en la pareja local.

Y aunque el jugador de Rocourt, 378 en dobles, realizó un gran partido, no pudo apoyar lo suficiente a Darcis para salir victoriosos.

Y será Goffin quien este domingo tendrá que luchar a fondo en el primer partido de la última jornada, contra el número dos del mundo, Andy Murray, si quiere impedir que Gran Bretaña se haga con el décimo título en su palmarés, con lo que rompería la igualdad con Francia.

Murray ha ganado los dos encuentros anteriores contra Goffin. El de Dunblane se hizo con el primero en Wimbledon 2014 y luego en el Masters 1.000 de París. Hubo otro que no llegó a darse, en el torneo de Roma, donde Goffin pasó ronda pero por incomparecencia de Murray.

Como estaba previsto, Andy ya ha ganado sus dos primeros partidos en esta final, y este domingo jugará el tercero. De ganarlo y completar los tres con victoria, se convertirá en el cuarto jugador en ganar 11 partidos en una sesión de Copa Davis.

La gran movilidad y gran experiencia en dobles de Jamie Murray, especialidad en la que está situado séptimo del mundo, fue clave en el partido de este sábado. El mayor de la saga de los Murray fue siempre una gran amenaza en la red y sus cruces fueron definitivos.

Goffin y Darcis jugaban por primera vez en Copa Davis y notaron la presión y responsabilidad en el primer set, que cedieron en 39 minutos, pero en el segundo se combinaron a la perfección para romper en el quinto juego y sacar provecho de esta ventaja para ganarlo en 44 minutos.

El tercer set fue un carrusel de roturas, con cinco en total, pero Andy Murray logró conservar el suyo en el noveno para hacerse Gran Bretaña con esta manga en 39 minutos. Este parcial tranquilizó a los británicos que robaron el servicio en el tercer juego del cuarto set y que tras salvar siete bolas de rotura en el 3-1, con servicio de Jamie, ya no cedieron en el marcador hasta el final, con rotura final en el 5-2.

Si este domingo Andy gana el punto definitivo contra Goffin, no solo habrá proporcionado el título a su país, sino que se convertirá en el tercer jugador después del estadounidense John McEnroe en 1982 y el sueco Mats Wilander en 1983, en marcar un contundente 8-0 de victorias individuales en Copa Davis en una temporada, desde que se creó el Grupo Mundial en 1981.

Fuente: EFE

Comments

comments