Roma, 16 mayo.- Roger Federer sacó adelante con solvencia el duelo helvético ante Stanislas Wawrinka (6-4 y 6-2), para afrontar un nuevo intento de conquista del Masters 1000 de Roma, un torneo que nunca ha ganado y cuyo título se jugará con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Será la cuarta final de Federer en el Foro Itálico. La primera ante un rival que no es español. Perdió las del 2013 y 2006 contra Rafael Nadal y la del 2003 frente a Félix Mantilla.

Federer tardó menos de una hora en deshacerse de su compatriota Wawrinka, al que ya había ganado en quince de los diecisiete enfrentamientos que hasta ahora habían disputado.

Wawrinka, lejos del nivel que ofreció ante Nadal en cuartos de final, mantuvo el tipo en el primer tramo de la primera manga. Pero después se desinfló y facilitó la tarea del número dos del mundo. Federer afrontará su quinta final del 2015 en busca de su cuarto título del curso tras los obtenidos en Estambul, Dubai y Brisbane. Pretende su primer Masters 1000 del 2015 tras el fallido intento en Indian Wells, donde cayó, precisamente, ante Djokovic.

El Foro Itálico contemplará una final inédita. Los dos primeros favoritos, Djokovic y Federer, volverán a encontrarse en la lucha por un trofeo. Es la tercera vez que esto ocurre en el curso presente. Con una victoria para cada uno. El serbio ganó en Indian Wells. El suizo en Dubai. Ambas en pista dura.

Roger Federer aún mantiene los números favorables respecto al tenista de Belgrado. El tenista de Basilea ha ganado 20 enfrentamientos entre ambos. Djokovic 18.

Comments

comments