Hace diez años Julio Morán empezó a organizar un torneo de tenis con un objetivo claro: orientar a los chicos y a sus padres hacia el tenis universitario.
Morán vivió la experiencia con sus hijos: “Mis tres hijos se fueron a Estados Unidos, estudiaron becados y se graduaron”, explica.
La pregunta que se planteó fue: ¿Qué harán mis hijos, con todo lo aprendido, después de que terminen el colegio? La realidad es que la mayoría de niños y jóvenes practican tenis desde los 8 ó 9 años pero una vez que terminan los estudios secundarios abandonan la práctica deportiva.
Morán manifiesta con orgullo “Me siento feliz porque muchos de los chicos que compitieron en este semillero, crecieron y optaron por seguir jugando tenis en la universidad”.
Él comparte su experiencia y brinda las recomendaciones para que tengan la oportunidad de conseguir dichas becas. “Es necesario un buen nivel de inglés, quizás no un 100% pero sí un 70%. Lo primero que piden los entrenadores son las calificaciones de las pruebas de inglés”, explica Morán pero aclara que acceder a una beca significa una enorme responsabilidad. “No es como se dice por ahí “a vaqueli” (sic), las universidades son muy exigentes y hay que responder académica y deportivamente”; anota.

El torneo de tenis que se disputa en las canchas de cemento del Guayaquil Tenis Club está dirigido a niños y niñas de categorías 12 y 14 años y reparte premios económicos e implementos deportivos.
Aproximadamente 60 tenistas juegan con el sistema de “round robin” (por grupos), es decir que cada uno tiene la oportunidad de jugar varios partidos antes de quedar eliminado ó de clasificar a las instancias finales.
Otro evento similar a éste se realiza en el mes de mayo. Además, Morán organiza para la comisión de tenis del Guayaquil Tenis Club, un torneo más, en julio, como parte de las actividades que realiza el club por las fiestas de fundación de la ciudad de Guayaquil.

 

 

Comments

comments