La victoria contundente de Novak Djokovic en los cuartos de final de Roland Garros hizo dos golpes duros a la vez a su rival más importante, Rafael Nadal.

No solo fue romper el idilio que tenía el español en el Grand Slam parisino donde en los últimas once ediciones conquistó nueve veces el trofeo sino ser el segundo jugador en ganar a Nadal allí.

Robin Soderling lo hizo en la tercera ronda del año 2009 y con eso dio el camino libre para que Roger Federer se hiciera con el torneo, además luego de eso se confirmó una grave lesión de Nadal.

Pero ahora la lesión no es el motivo sino el gran nivel que mostró Novak, liquidando todo a su paso con tiros ajustados a las líneas que no hacían más que afectar la moral de su rival.

Además esta derrota baja a Nadal a un ránking impensado, el próximo lunes será No. 10 e inclusive podría quedar fuera del Top Ten si Jo Wilfried Tsonga alcanza la final.

Comments

comments