Madrid, 6 de mayo.- Apenas sin inmutarse, el serbio Novak Djokovic dejó sin armas al canadiense Milos Raonic y con una victoria por 6-3 y 6-4 en una hora y 44 minutos, alcanzó las semifinales del Mutua Madrid Open, donde luchará contra el japonés Kei Nishikori.

El jugador de Belgrado mantuvo la sangre fría y en el último partido de la jornada, firmó la séptima victoria sobre el discípulo del español Carlos Moyá, con quien sigue sin perder un solo set.

Djokovic tiene bien aprendida la lección siempre que se enfrenta con Raonic. Sabe que tiene que aprovechar bien cada vez cada oportunidad cuando el canadiense saca para romper y luego mantenerse estable desde el fondo de la pista. Una lección que aprendió desde el primer enfrentamiento hace tres años en Copa Davis y que ha mantenido desde entonces.

Raonic no había cedido una sola vez su saque hasta esta noche, pero enfrente tuvo al mejor restador del circuito, y lo perdió dos veces. El canadiense había llegado al duelo con esta gesta y habiendo alcanzado todos los cuartos de final de los Masters 1.000 que había disputado este año.

El último rival de Djokovic antes de la final será Nishikori, que derrotó al australiano Nick Kyrgios, por 6-7 (6), 7-6 (1) y 6-3. En la otra semifinal lucharán el español Rafael Nadal y el británico Andy Murray

Fuente: EFE.

Comments

comments